Colocación de baldosas de exterior

Hay una gran variedad de materiales utilizados para la colocación de baldosas de exterior en las edificaciones y jardines, los más utilizados son las piedras naturales y de imitación, además de adoquines, baldosas de hormigón y baldosas de terrazo o similares; hay que tener en cuenta que para colocar piedras y baldosas en exteriores, se tiene que ver sobre que terreno que se quiera instalar el pavimento (sobre lecho de arena o sobre capa de mortero o solera), serán necesarias diferentes herramientas, por ejemplo:

Las herramientas que se precisarán para la colocación de baldosas sobre lecho de arena son:
Metro: Necesario para tomar las medidas adecuadas del espacio a instalar, además de medir los cortes de las piezas que se precisen.
Nivel de burbuja: Con el nivel se controla la inclinación del pavimento sobre el terreno, para hacer una pendiente de evacuación de aguas.
Regla de rastreo: Utilizada para la esparcir la arena y el mortero, para lograr una buena nivelación.
Martillo adoquinador: Sirve para colocar y rectificar las piedras.
Maza de goma: Necesario para asentar bien las piezas del suelo sin que sufran algún deterioro.
Tela geotextil: Sirve para evitar que las raíces de plantas germinen dentro del material.
Pisón: Utilizado para asentar bien el terreno donde se va a instalar el pavimentado, y evitar el asentamiento del pavimento, se encuentran manuales y mecánicos.
Pala jardinera: Necesario para cavar las zanjas en las zonas verdes para el adoquinado o empedrado.
Arena de miga, agua, cemento, piedras naturales o artificiales, adoquines o baldosas son materiales necesarios para la instalación de los senderos o terrazas en las zonas verdes.

Para la colocación de las baldosas y piedras sobre capa de mortero o soleras se necesitan, adicionalmente del metro, nivel, regla de rastreo, maza de goma, tela geotextil y pisón las herramientas:
Manguera: Para la limpieza e hidratación de la superficie a pavimentar.
Gaveta o paleta: Sirven para tener o elaborar pequeñas porciones de material, como por ejemplo, mortero, pegamento, arena, etc.
Carretilla: Transporte de material arena, cemento, piedras, baldosas, etc. al lugar de trabajo.
Miras de madera: Sirven de guías para la nivelación de la arena o mortero con la regla de rastreo.
Llaguero: herramienta para perfilar el mortero sobrante en la elaboración de las juntas entre piedras y baldosas.

Para realizar los cortes de la piezas especiales que se puedan necesitar en el diseño del pavimento o suelo, se requiere tener una amoladora para hacer el despiece, no hay que olvidar, que se debe tener mucho cuidado con la seguridad del operario, el cual deberá contar con guantes de seguridad y gafas de protección para realizar la actividad.

En los pasos para colocar baldosas de exterior hay que tener en cuenta que lo primero que debe hacerse para la instalación de piedras y baldosas, es delimitar la superficie que se va pavimentar, si se desea realizar un diseño especial con algún dibujo o con la combinación de varios colores, es aconsejable reproducir el dibujo en seco, de modo que se puedan elegir con mayor facilidad la posición de las piezas y ver cuáles son los cortes que se deben realizar, además de ahorrar cortes se economiza tiempo, lo mejor es poner las piezas cortadas en lugares donde sean menos visibles.
Para realizar senderos peatonales en zonas verdes e instalar piedras y baldosas de exterior, se debe cavar sobre la superficie que se va a pavimentar, empedrar o adoquinar; unos 10 centímetros de profundidad con la pala, si lo que se desea es hacer una terraza, hay que darle una pendiente de al menos un 1% hacia afuera de la vivienda, para facilitar la evacuación del agua lluvia, con un pisón de mano se le dará un poco de estabilidad al terreno donde se pavimentará, pero, si el terreno se presenta demasiado blando, es aconsejable cavar un poco más profundo y rellenar con un poco de grava o piedras para darle mayor estabilidad.

Una vez se tenga la superficie lo suficiente compactado el terreno se colocará un filtro geotextil, que evitará que las raíces de la plantas se desarrollen entre el material que será colocado; después se pondrán miras de madera de forma paralela que servirán de guías para la regla de rastreo, que se usará para igualar la arena, hay que tener en cuenta, que se colocarán de forma que se respete la pendiente del terreno y la parte superior de la mira de madera debe ir a la altura que tendrá el suelo acabado descontando la altura de las piedras o las baldosas.
Se echa la arena hasta la altura de las miras de madera, el espesor de la arena debe estar entre 3 a 4 centímetros, es conveniente rellenarla con un poco más de arena para compensar el asentamiento que sufren por el peso de las baldosas o las piedras después de apisonar; después de rastreada la superficie con la ayuda de la miras de madera, se sacan y se rellena con arena los huecos que han quedado libres. Se recomienda añadir un saco de cemento por cada 5 carretillas de arena para evitar un asentamiento irregular del suelo y así prevenir desigualdades en el terreno pavimentado, si se la adiciona el cemento deberá colocarse lo más pronto posible las piedras o baldosas; es muy habitual que después de rastreada la arena e inmediatamente antes de la colocación de las piedras o baldosas, se espolvorea un poco de cemento la superficie y en seguida se coloca el material.

Al colocar las piedras o baldosas se deberá tener cuidado de no pisar la arena, y ponerse lo más lejos posible de la última fila puesta; las baldosas deben ser colocadas al mismo nivel, con lo cual habrá que ir verificando con el nivel de burbuja colocado sobre una regla plana, no se debe olvidar, respetar la pendiente de evacuación de aguas, para poner las baldosas a ras de las otras, se utiliza la maza de goma con la que se le da pequeños golpes para asentarla bien, o se deberá echar más arena bajo la baldosa si es requerido.

Para las colocar las piedras y realizar pequeños despieces, se utiliza el martillo adoquinador, que sirve para colocar las piezas o rectificar su tamaño y forma para el diseño que se realiza; y con la maza de goma se golpean para asentarlas sobre el lechos de arena, habrá que comprobar constantemente la nivelación en conjunto respetando la pendiente de evacuación de aguas.

Cuando se haga la colocación de baldosas o piedras en una solera de hormigón o sobre una capa de mortero, hay que limpiar muy bien la superficie, si es posible con un limpiador de alta presión, si no con una manguera de buena presión de agua, antes de extender el mortero que se utilizara para pegar las piedras o baldosas se deberá mojar la solera, es recomendable utilizar un mortero con una dosificación 1:4 una parte de cemento por 4 partes de arena, y agua hasta conseguir una pasta espesa y un poco seca; si se va a utilizar mortero para la junta entre las piedras se deberá hacer una mayor cantidad de mortero.

Para realizar las juntas en las baldosas sobre lecho de arena, se esparce arena de granulométria media sobre la superficie que ha sido pavimentada, y con un cepillo de cerda dura se hace penetrar en las juntas el material, seguidamente se le riega agua para que la arena penetre bien en la junta, ésta operación habrá que repetirla varias veces hasta que la junta quede bien saturada.
En el caso de las juntas en capa de mortero o solera de hormigón, hay que mojar las juntas y rellenarlas con mortero que habrá que perfilarlas con un llaguero, para darle un acabado estético al pavimento, las piedras o baldosas se deberán limpiar rápidamente antes que se endurezca, a fin de evitar que se manchen con el cemento.

Colocación de baldosas

Relacionados con Colocación de baldosas de exterior